Racha

Onni

El día 14 de enero del año 2022 estaba en la 12° Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago, como todos los días pensando una y mil veces en muchas cosas que me atormentaban, cuando caen los tonos para acudir a una emergencia: fuego en un terreno. Luego de apagar las llamas vimos algo negro moverse rápidamente entre los escombros quemados, por lo que de inmediato pensamos que podía ser algún animalito...

FDespués de una larga búsqueda, por fin encontramos una pequeña bolita de pelos negra y mojada. Se trataba de un pequeño gato, no tenía más de 2 meses. De inmediato lo acercamos a nuestro carro porta escala, donde contamos con equipo de rescate para animales. Le dimos oxígeno para que pueda volver a respirar aire puro y luego comenzamos a limpiarlo, en cuanto abrió sus ojitos y me miró supe que encontré un compañero, en esos momentos estaba pasando por un periodo difícil en el ámbito emocional, y verlo fue encontrar una salvación. Luego de terminar todo en el llamado nos devolvimos al cuartel, lo subimos con nosotros al carro y al llegar lo llevamos al veterinario, para saber su condición, nos dijo que estaba bien, solo bajo peso y con parásitos. Compramos sus primeras cosas y luego lo lleve conmigo al departamento. Estaba muy asustado, pero al llegar comenzó a tranquilizarse, fue la noche más larga de mi vida, nunca había tenido un gato y menos uno tan pequeño, pero con su ronroneo y sus ganas de jugar todo fue maravilloso, sus maullidos agudos pidiendo comida desesperado, pero al mismo tiempo escondiéndose por el susto, fue un camino largo que de a poco se fue acostumbrando, nos fuimos acostumbrando mutuamente.

Su nombre es Onni de origen finlandés que significa suertudo y felicidad, porque llegó a mi vida para entregarme felicidad y yo llegué a la suya para entregarle un hogar permanente con eterno amor y cariño. Las primeras noches no se despegaba de mí, ni yo de él, estábamos acompañándonos mutuamente. Se volvió mi fiel compañero día a día, quien está a mi lado siempre, quien me dio las ganas de salir adelante, luchar por mí y por él, levantarme en las mañanas con ánimo y amor, quien me espera en la entrada cada vez que abro la puerta. Esa pequeña bola de pelos negra me salvó del abismo para convertirse en mi mejor amigo y compañero.

Copyright ©  Pro Plan®